Imagen de Android
Android es el sistema operativo para dispositivos más importante en la actualidad. Es un sistema basado en una modificación del Kernel de Linux orientada al uso de dispositivos con pantallas táctiles como teléfonos móviles y tablets, aunque el sistema también abarca televisiones e incluso coches o prendas y complementos de vestir (wearables).

El ecosistema Android es muy amplio y engloba, además del sistema operativo, todas sus aplicaciones y su tienda de apps oficial: Google Play. Cuando nos referimos de Android en entornos docentes como EscuelaIT principalmente abarcamos el desarrollo de aplicaciones para usar en el sistema operativo Android.

Para el desarrollo de aplicaciones nativas para Android se usa Java como lenguaje, aunque también existen diversos otros lenguajes y plataformas capaces de compilar a nativo desde otros lenguajes, como Kotlin, ActiveScript o Xamarin, Unity.

Además de las aplicaciones nativas, también podemos decantarnos por las aplicaciones híbridas, que usan un webview para su ejecución y en las que se programa usando tecnologías estándares de la web.

Desarrollo Nativo vs desarrollo híbrido

La primera opción para desarrollar aplicaciones para Android siempre debería ser el desarrollo nativo, y de preferencia en el lenguaje original del sistema: Java. Sin embargo, las otras posibilidades para construir apps instalables vía Google Play también tienen su segmento objetivo.

Las diferencias más fundamentales las encontramos entre nativo e híbrido y son importantes de conocer antes de comenzar a desarrollar un proyecto. Abarcan desde el modo de desarrollo a las tecnologías y lenguajes que se usarán. Dependiendo del tipo de proyecto será más o menos recomendable el nativo o el híbrido.

Las aplicaciones que requieran un elevado índice de rendimiento y el uso de características de los dispositivos muy cercanas al hardware son las más firmes candidatas al desarrollo nativo. En estos casos nos encontramos sobre todo con Juegos y simuladores, aplicaciones residentes, tiempo real, etc. Las aplicaciones más de gestión, donde no es tan necesario el elevado rendimiento y donde la comunicación con el usuario consiste en entrada de datos con formularios o menús simples, podrían ser candidatas al desarrollo híbrido.

La ventaja del híbrido con respecto al nativo es que los desarrolladores pueden usar lenguajes de sobra conocidos, y relativamente sencillos de aprender como HTML + CSS + Javascript. Además que, bajo una misma base de código se construyen aplicaciones no solo para Android, sino también para iOS y otros sistemas móviles.

La ventaja del nativo es sobre todo la del rendimiento y la garantía de estar usando directamente aquellos recursos que el propio sistema operativo nos ofrece, sin necesidad de trabajar con adaptadores o plugins intermediarios. Al trabajar directamente con el sistema operativo se eliminan barreras y sistemas de terceros, que puedan causar problemas en las aplicaciones.

Cómo aprender Android

Para aprender a desarrollar para Android primero debes saber qué tipo de desarrollo debes realizar, para decidir entre el nativo o el híbrido. Una vez tomada esa decisión ya solo se trata de aprender en los cursos de EscuelaIT orientados a cada sistema.

Si te interesa el desarrollo híbrido, la primera opción del mercado es Ionic, del que encontrarás diversos cursos en EscuelaIT.

Si te decantas por el desarrollo nativo encontrarás cursos para aprender Java y cursos más direccionados a Java para Android. Además, en lo que respecta al desarrollo nativo también disponemos de un curso de NativeScript, que permite desarrollar con Javascript y compilar a nativo.

Cursos de Android

Me interesan todos

Conocimientos necesarios

Explora otras materias de cursos