Imagen de Preprocesadores CSS
Como preprocesador entendemos una herramienta que procesa un pseudo-código CSS, para convertirlo en código CSS estándar. Los preprocesadores entregan básicamente a los desarrolladores una serie de herramientas que permiten escribir las hojas de estilo de una manera más avanzada, con utilidades inexistentes en el CSS actual, o no compatibles todavía con todos los navegadores.

Los preprocesadores son complementos opcionales para el desarrollo de código CSS que buscan diversos beneficios, entre los que se podría destacar: 
La creación del código CSS de manera más productiva
Mejorar la experiencia de desarrollo CSS, de modo que sea más agradable para el desarrollador
Agregar funcionalidades a CSS que no están disponibles en el estándar o que todavía no están presentes en todos los navegadores
Conseguir un código CSS con mayor facilidad de mantenimiento

El desarrollador que trabaja con preprocesadores escribe un código CSS que no es estándar. Al ejecutarse el preprocesador el código propietario se convierte en un código CSS completamente compatible con todos los navegadores. Este paso se hace antes de enviar el código al servidor de producción. Es decir, cuando se publica una web lo que se pone en el servidor es el código CSS estándar, después de que haya sido ejecutado el preprocesador.

Hay desarrolladores a favor y en contra de los preprocesadores CSS. Los que están a favor se posicionan así porque son herramientas que ayudan en el día a día, aportando diversas ventajas objetivas a la creación del código. Los detractores de los preprocesadores CSS afirman que el lenguaje CSS es suficientemente válido para la escritura de código optimizado y no existe la necesidad de escribir código no estándar que requiera ser procesado, agregando nuevos e innecesarios pasos en el workflow para el desarrollo web. 

Lo que sí es cierto es que las ventajas introducidas por los preprocesadores y que realmente sean útiles, más tarde o más temprano serán agregadas en el lenguaje estándar. Es el caso de variables o incluso asuntos como la anidación de selectores, por lo que afirman los detractores que solo hace falta tener paciencia para usarlas cuando estén disponibles. Sin embargo, usar preprocesadores no es complejo y crear un entorno de trabajo capaz de ejecutar el preprocesador de manera automática es relativamente sencillo, por lo que no existe un impedimento para usar preprocesadores y beneficiarse ya mismo de sus ventajas.

Cómo aprender Preprocesadores CSS

Existen diversos preprocesadores y sin embargo, hay uno de ellos que se ha convertido en el más importante: Sass. En EscuelaIT aprenderás Sass en clases de varios cursos, incluso tenemos un curso completo de Sass.

Además conviene prestar atención a PostCSS, que no es un preprocesador, pero que puede hacer tareas muy relacionadas.

Cursos de Preprocesadores CSS

Me interesan todos

Conocimientos necesarios

Habilita para estudiar

Explora otras materias de cursos